La lámpara en el lugar oculto

Jesús contó:

Ustedes son la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de una vasija, sino sobre el candelero para que alumbre a todos los que están en casa.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

lampara en lugar oculto parabola

El Siervo fiel

Contó Jesús:

Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas. Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor que fue a una boda, para abrirle las puertas apenas llegue y toque esta. 

¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlo. ¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!

Entiendan bien esto: Si el dueño de casa supiera a qué hora va llegar el ladrón, no lo dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, ya que el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada.

Pedro preguntó:

"Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?"

Jesús respondió:

¿Cuál es el administrador fiel a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno?

¡Feliz aquel a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo! Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si este servidor piensa: "Mi señor tardará en llegar", y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse, su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles.

siervo fiel parabola

El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo. Pero aquel que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.

Interpretación

Debemos estar preparados para la llegada de nuestro Señor, estando alerta y atentos.

El ladrón nocturno

Jesús contó:

Velen, porque no saben qué día vendrá su Señor. Entiendan esto:

Si el dueño de casa supiese a qué hora de la noche llegaría el ladrón, estaría en vela y no permitiría que ataque su casa. Por eso, también ustedes estén preparados, porque en el momento que menos pensado, vendrá el Hijo del hombre.

¿Quién es pues, el siervo fiel y prudente, a quien el señor puso al frente de su servidumbre para darles la comida a su tiempo? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así.

Yo les aseguro que le pondrá al frente de toda su hacienda. Pero si el mal siervo aquel se dice en su corazón: "Mi señor tarda", y se pone a golpear a sus compañeros y come y bebe con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo el día menos pensado y en el momento no adecuad, lo separará y le señalará su suerte entre los hipócritas; allí será el llanto y el rechinar de sus dientes.

ladron nocturno parabola

Interpretación

Hay que estar preparados para ese Día, viviendo en la fe, en la esperanza y en la caridad, y sabiendo que Dios no nos ha destinado para la ira, sino para obtener la salvación por nuestro Señor Jesucristo que murió por nosotros que, velando o durmiendo, vivamos para él.

Casa sobre arena o sobre roca

Jesús dijo a sus discípulos:

No son los que me dicen: "Señor, Señor", los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día:

"Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?"

Entonces Yo les responderé:

"Jamás los conocí; apártense de mí, ustedes, los que hacen el mal."

Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. A ésta casa, le cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y la sacudieron; pero ésta no se derrumbó, porque estaba construida sobre una roca.

parabola casa sobre arena o roca

Sin embargo, el que escuchó mis palabras y no las practicó se compara a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: ésta se derrumbó, y su ruina fue enorme."

Interpretación

Jesús desea que oigamos bien sus palabras, y las pongamos en obra, para así, obrar bien y que no vayamos en desastre o hundimiento de nuestra persona.