Los dos Cimientos

Luego, Jesús contó nuevamente:

A todo quien venga a mi, oye mis palabras y las cumple, les diré a quien se asemeja.

Es igual al Hombre que al querer construir su hogar, cavó, hundió y puso como base una gran roca para construir sobre esta su casa. Cuando llegó una inundación, el río dio con furia contra todo lo que se ponía en su camino, pero no pudo derribar la casa ni moverla debido a que estaba sobre aquella roca.

Por otro lado, aquel que no oyó ni hizo mis palabras, es igual a aquel Hombre que construyó su casa sobre la tierra sin base, y cuando el río llegó con furia, la tumbó cayendo en la ruina.


parabola de la casa sobre la roca

Interpretación
Si el Hombre asimila el mensaje de Jesús, se salvará y nadie podrá cambiarlo, ya que su Fe será sólida como la piedra. El ser frágil que no cree, jamás hallará el camino de la salvación.

(Lucas: 6, 47-49)
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:  

Facebook  Twitter  Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)