El Siervo despiadado

Luego, Jesús contó otro relato:

<<Mi Reino, es igual a ese Rey que un día, resolvía cuentas con sus Siervos. Y un día llegó uno que le debía diez mil talentos, pero como no podía pagar, le ordenó venderlo todo (incluyendo a su Mujer e Hijos) para poder pagar su deuda.

El Siervo de rodillas suplicó:

"Tenga piedad por favor, pagaré toda mi deuda."

El Rey tras escuchar constantes súplicas, perdonó y liberó de su deuda al Siervo. Cuando él Deudor salió, en su camino se encontró con un Consiervo que le debía Cien denarios. Este al verlo le dijo:

"Oye, págame lo que me debes ahora."

El Consiervo deudor de rodillas rogó por paciencia para que pueda pagarle todo, sin embargo el Siervo no aceptó y lo llevó a la Cárcel.

Los Consiervos al ver dicho acto, fueron donde el Rey para informarle lo que había pasado; y cuando Él se enteró, mando a llamar de inmediato al Siervo deudor. Cuando lo tuvo en su presencia, dijo:

"Siervo, eres despiadado y malo. Te perdoné toda tus deudas por que me rogaste y súplicaste. ¿No debiste también compadecerte de aquel Hombre así como yo me apiadé de ti?"

Tras esto, el Rey ordenó encerrar, castigar y obligar que pague su deuda al Siervo despiadado.>>

Mi Padre,  hará lo mismo con ustedes si no perdonan de corazón a sus hermanos por sus ofensas.

el siervo despiadado parabola de jesus


Interpretación
Ésta parábola habla de la piedad, igualdad y misericordia que debemos tener con el prójimo, si no queremos que el dolor se vuelva contra nosotros así como también, tener un castigo más fuerte del que cometimos contra ellos.

(Mateo: 18, 23-35)
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:  

Facebook  Twitter  Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)