El Pequeño Niño

Jesús llamo a un pequeño Niño y dijo:

"Si no son como este Niño, no podrán entrar en el Reino de los Cielos. Así que cualquiera que se humille con este Niño, ese será grande en mi Reino. Cualquiera que lo reciba en mi nombre, a mí me recibirá. Cualquiera que lo haga tropezar, mejor cuélgense una soga al cuello con una piedra de molino, y tírense a lo profundo del mar.

¡Ay del mundo por los tropiezos!, ¡ay de aquel que lo cause!, si tu mano o pie te hacen caer, córtalo, mejor vivir cojo o manco que con dos manos o con dos pies que te harán ir al fuego eterno. Si tu ojo te hace caer, quítatelo. Mejor vivir con un sólo ojo que tener ambos y ser echado al infierno.

No menosprecien a los Niños, porque los Ángeles siempre ven en ellos el rostro de mi Padre que está en los cielos."


Interpretación
Jesús siente mucho amor por los Niños debido a su pureza,
así como también su severidad contra aquel que
se atreva a causarles daño.

(Mateo: 18, 1-10)
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:  

Facebook  Twitter  Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)