El Trigo y la Cizaña

Jesús contó nuevamente:

"El Reino de los Cielos es igual a un Hombre que sembró buena semillas en su campo, pero mientras dormían, vino su enemigo y sembró Cizaña entre el Trigo y se fue. Cuando el Trigo salió y dio frutos, pero también apareció la Cizaña.

Los Siervos, al ver a esta, preguntaron al Padre de Familia:

"Señor, ¿no ha sembrado buena semilla en el campo?, ¿de donde vienen aquella Cizaña?"

Él respondió:

"Un enemigo ha hecho esto." - Los Siervos respondieron:

"¿Desea que arranquemos aquellas plantas?"

El Señor contestó:

"No. No vaya a ser que al momento de arrancar la Cizaña, también arranquen con ella al Trigo."

parabola del trigo y la cizana

Interpretación

"Deja crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la Cosecha, y cuando llegue la Cosecha, yo diré a los Campesinos: 'Recoger primero la Cizaña, y luego atenla en manojos para ser quemadas, pero al Trigo, recójanlo y llévenlo a mi granero.'"

(Mateo: 13,24-30)
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:  

Facebook  Twitter  Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)