La Semilla que crece por si sola

Contó nuevamente Jesús:

<<El Reino de Dios es como cuando un Hombre echa semillas en la tierra, duerme y se levanta de noche y día, y esta semilla brota creciendo sin que él sepa cómo.

Porque lleva fruto la tierra:

primero hierba; luego espiga; después grano en dicha espiga; y cuando el fruto por fin está maduro, usan el Hombre su hoz porque llegó la hora de cosechar.>>

la semilla que crece por si sola parabola

Interpretación
Sólo ganaremos un lugar en el Reino de Dios, si crecemos en el espacio y en el tiempo soportando los vaivenes, pero manteniendo nuestra pureza hasta que llegue el momento de la cosecha y seamos juzgados.

(Marcos: 4, 26-29)
Ayúdanos a crecer. Compártelo por favor:  

Facebook  Twitter  Google+

Compartido a las
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)